Seguramente no te has preguntado esto antes ¿Cierto?

Al final del día lo importante para muchas empresas son los resultados. Lo que muchos no ven, es que para tener buenos resultados hay que mirar todos los factores que pueden afectarle.

Últimamente está bastante de moda el hecho de presumir sobre grandes ejecutivos que duermen poco. Por ejemplo, el director ejecutivo de Tesla y SpaceX, Elon Musk, afirma que hay veces en las que no ha podido dejar su fábrica “por tres o cuatro días»; la exdirectora ejecutiva de Yahoo! Marissa Mayer dice que puede trabajar una semana, 130 horas, solo durmiendo cuatro horas por noche, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirma dormir de tres a cuatro horas por noche; y el jefe de Disney, Bob Iger, aparentemente se despierta a las 4:30 a. m. para comenzar su día.

Salvo estos casos de locos, lo normal es que una persona pueda dormir entre 6 y 9 horas por noche. Eso le ayudará sustancialmente a recuperar todas las energías consumidas durante el día, así como a poder desconectar su cerebro el suficiente tiempo como para poder lograr pensar con mayor claridad al día siguiente.

En Reino Unido, el consejo nacional, Sleep Council, reveló que una persona promedio va a la cama a las 23:15 h, y duerme seis horas con 35 minutos por noche(1). (El consejo recomienda a los adultos dormir entre seis y nueve horas por noche).

Neil Stanley, autor de How to Sleep Well y experto en sueño, quien ha investigado este tema durante 36 años afirma lo siguiente:

“Si permanece despierto 17 horas al día, estará tan incapacitado para trabajar como si estuviera por encima del límite de alcohol permitido para manejar”

Adicionalmente a esto, la falta de sueño puede generar transtornos en otro tipo de enfermedades como alto riesgo de obesidad, problemas cardiacos y diabetes, todo esto sin pensar, en el impacto psicológico que tiene en nuestro temperamento.

Sólo el 10% de las personas le dan verdadera importancia al sueño, al igual que una buena alimentación, ejercicio y controles médicos.

No dormir bien tiene su costo

Aunque te parezca cómico, no dormir bien afecta de forma real el rendimiento de las empresas. El grupo político sin fines de lucro Rand Corporation calculó que Estados Unidos pierde alrededor de $411 mil millones al año debido a problemas relacionados con la falta de sueño. (Japón pierde más de $138 mil millones al año, Alemania $60 mil millones y Reino Unido $50 mil millones)(3). Un informe publicado en 2016 analizó el impacto del sueño en la economía y concluyó que la falta de este causó bajas en la productividad y tuvo como resultado más de un millón de permisos de ausencia por enfermedad en Estados Unidos.

Si no se duerme bien, no es posible completar tareas con altos niveles de productividad. Por ello, un buen número de trabajadores recurre a bebidas energéticas o inclusive drogas para estar al nivel. Pero, ¿Qué otro tipo de problemas genera?

  • Las personas que no duermen bien son más deshonestas.
  • Se vuelve menos capaz de leer las emociones de la gente. Malinterpreta el lenguaje o el tono de voz.

Ahora, si se corrige el problema de forma adecuada, existen enormes beneficios. Si todos pudiesen dormir entre 6 y 9 horas por día, pudiesen dejarse de gastar 226.400 millones de dólares sólo en los Estados Unidos. Creemos que es suficiente dinero como para que lo tomes en cuenta.

¿Qué puedo hacer yo para controlar eso?

Lo primero es tomar en consideración lo que otras empresas han hecho. Google ha instalado cápsulas de siesta en algunas de sus oficinas, mientras que las oficinas principales de Nike en Estados Unidos tienen habitaciones en las que el personal puede dormir o relajarse. En otros lugares, Francia aprobó la ley del ‘derecho a desconectarse’, que establece que las empresas con más de 50 empleados deben establecer protocolos para dejar de trabajar los fines de semana y después de terminar sus turnos diarios.

Lo segundo es que para lograr alguna de estas medidas necesitarás de un espacio agradable y adecuado. Con todas las características necesarias para que tus empleados se sientan a gusto. Los coworking en éste caso, son una opción muy buena. Ofrecen zonas para trabajar al 100% y zonas para descansar algunos minutos o simplemente, dormir.

Si te gusto nuestro artículo te invitamos a compartirlo y así ayudarnos a seguir educando a cientos de personas, sobre la importancia de un buen descanso para aumentar la productividad.